--

9:00 - 20:00

Abierto de Lunes a Viernes

Contáctanos y Solicita Información

Facebook

Twitter

Search
 

¿Qué gastos son deducibles en el Impuesto de Sociedades?

Abogados en Segovia - Verae > Abogados y economistas Verae  > ¿Qué gastos son deducibles en el Impuesto de Sociedades?

¿Qué gastos son deducibles en el Impuesto de Sociedades?

Abogados en Segovia - Verae - Confía en profesionales para hacer tu declaración de la renta

Sin duda, el tema del Impuesto de Sociedades es de gran importancia, pero no muy sencillo de comprender; de hecho, es de lo más complejo en este tipo de trámites, por lo que siempre es bueno contar con un apoyo y asesoría fiscal en Oviedo o cualquier otra ciudad de España donde te encuentres.

La principal característica del Impuesto de Sociedades es la cantidad de gastos deducibles para el pago final que realizarán las empresas. Es un impuesto progresivo debido a que el tipo de gravamen está en función de los beneficios obtenidos por la empresa. Pero lo primero que haremos será aclarar el significado de este gran concepto.

Impuesto de Sociedades

Este es un tributo que grava las rentas obtenidas por las personas jurídicas como las sociedades por ejemplo, que tengan su domicilio fiscal en España.

Es decir que si cuentas con algún tipo de sociedad ya sea limitada, limitada unipersonal o civil, debes cumplir con este tipo de pago de impuestos.

Para calcularlo se multiplican los beneficios obtenidos anualmente por el impositivo que le corresponda. Sin embargo, cuando pasamos esta teoría a la práctica, nos damos cuenta de que no es tan fácil.

asesoría empresas abogado laboralista

 

Esto se debe a que los beneficios contables obtenidos; es decir, las pérdidas menos las ganancias no se corresponde de manera exacta con la cifra a la que se le debe aplicar el IS (Impuesto Social). Para esto es necesario calcular la base imponible.

Seguro te estarás preguntando ¿cómo obtengo la base imponible? Te lo explicaremos a continuación.

Base imponible

Para obtener la base imposible se deben realizar algunas modificaciones sobre los beneficios, esto consiste en hacer la deducción de una serie de gastos que están relacionados con las actividades de la empresa.

Lo más importante es que siempre sea de acuerdo a la ley, por lo que debes contar con el apoyo de profesionales capacitados que te brinden la mejor asesoría fiscal.

Existen algunos requisitos que deben cumplir los gastos para poder ser deducibles en el IS. En las siguientes líneas te vamos a mostrar cuáles son.

Requisitos para que los gastos sean deducibles en el Impuesto de Sociedades

Las leyes no cuentan con una lista establecida en la que se enumeran qué o cuántos tipos de gastos son deducibles, sin embargo, solo podrás deducir los gastos que cumplan con ciertos criterios.

Toda empresa tiene derecho a deducir los gastos que estén relacionados con la actividad de la misma, que disminuyan el beneficio o incluso aumenten la pérdida que pueda obtener una sociedad.

Estos son todos los requisitos que se deben cumplir sin falta:

Estar contabilizados

Para que los gastos sean deducibles tienen que aparecer, deben estar reflejados en la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio. En algunos casos pueden aparecer en una cuenta de reservas o estar exentos de contabilización.

Estos casos están contemplados en la ley, un ejemplo de esto podría ser los elementos patrimoniales.

Estar justificados

Es de carácter obligatorio que el gasto se encuentre justificado con las pruebas que correspondan, por ejemplo: nóminas, facturas, escrituras públicas, etc.

Estar imputados en el ejercicio correspondiente

Dentro de las normas se establece que los gastos deducibles deben ser imputados dentro del periodo impositivo en que se devenguen. Sin embargo, en el TRLS existen algunas excepciones.

Entre ellas está incluir gastos contabilizados en una fecha posterior al devengo, así como ingresos anteriores, pero siempre el resultado de una tributación debe ser inferior a la que hubiese correspondido dentro del periodo regular.

Correlación con los ingresos

Para que los gastos sean deducibles, tienen que estar directamente enfocados en la obtención de ingresos, esto sin que tenga la consideración de liberalidad. Entonces ¿todos los gastos pueden ser deducibles? Pues no y ya te diremos por qué.

Para que los gastos se puedan deducir deben estar contabilizados, justificados, imputados en el ejercicio correspondiente y mantener una correlación con los ingresos.

Gastos no deducibles en el Impuesto de Sociedades

calculadora

No todos los gastos son deducibles, de hecho, lo son solamente los que cumplan con los requisitos y criterios que determina la Ley de Impuestos de Sociedades.

Aunque no existe una lista que establece los gastos deducibles, a partir del 27 de noviembre del 2014 se dio a conocer el artículo 15 de la ley 27/2014, donde existe una enumeración de gastos que no son deducibles. Continúa leyendo para conocer cuales son.

  1. Retribuciones de fondos propios de la sociedad, los dividendos y otras retribuciones que se le hagan a los socios por su participación en el capital social. De la misma forma, los préstamos participativos otorgados por quienes sean parte del mismo grupo de sociedades.
  2. Gastos diversos que tengan que ver con Impuestos de Sociedades.
  3. Multas o sanciones.
  4. Pérdidas en juegos.
  5. Donativos y liberalidades, en las que no se acredite relación con el gasto y promoción de las actividades.

Es de vital importancia que siempre cuentes con la asesoría de profesionales en la materia y de esta manera evitar cualquier inconveniente, si necesitas informarte sobre este tipo de procesos, una asesoría fiscal puede brindarte la ayuda que necesitas.

Gastos deducibles en el Impuesto de Sociedades

En la normativa vigente del IS, se permite una serie de gastos que se pueden deducir de la base imponible. Esto se debe a que se comprende la necesidad de hacer gastos para el mantenimiento y funcionamiento de una empresa como ya lo mencionamos anteriormente.

De la misma manera en que las declaraciones de la renta y los autónomos cuentan con liquidaciones de IVA, en el Impuesto de Sociedades también se pueden realizar  deducciones de gastos que ayudan a reducir la base imponible.

Para mantener tu negocio en buen estado y funcional, debes hacer gastos en alquileres, compra de materiales, pagos de servicios, entre otros. Estos gastos afectan los beneficios contables.

Es decir que los gastos solo son deducibles en el IS, cuando:

  • Corresponden a operaciones o transacciones reales.
  • Estén relacionados con la obtención de ingresos.
  • Estén debidamente contabilizados.
  • Hayan sido imputados de manera temporal con arreglo a devengo y estén justificados debidamente.

Si desconoces como gestionar estos gastos, sería recomendable que acudieses a una asesoría fiscal para conseguir realizarlo de manera correcta.

asesoría laboral

¿ Existen otras deducciones para el Impuesto de Sociedades?

Hay otras deducciones que se pueden realizar a los gastos y te las mostraremos a continuación.

  • Actividades de investigación, así como desarrollo e innovación tecnológica.
  • Creación de empleo y trabajadores con discapacidad.
  • Inversión en producciones cinematográficas, así como gastos realizados para la producción y exhibición de espectáculos en vivo a nivel artístico.
  • Conservación y mejora del medio ambiente
  • Formación profesional
  • Inversión para la edición de libros

Quizá te preguntes por qué son tan importantes los gastos deducibles en el Impuesto de Sociedades. Aquí te lo explicaremos de forma sencilla.

Importancia de los gastos deducibles

Este es el tributo principal al que se deben enfrentar todas las empresas constituidas, conforme a las leyes españolas de Impuesto de Sociedades.

Es un proceso fundamental para el balance de una empresa, tanto el  correcto cálculo del IS así como realizar las deducciones que se tienen por derecho.

Para evitar cualquier inconveniente, siempre es recomendable contar con la ayuda de profesionales en la materia y si no cuentas con uno, una asesoría fiscal puede ser la ayuda que necesitas.

Los cuatro tipos impositivos

permiso de paternidad salario

Existen cuatro Tipos Impositivos que son importantes conocer a la hora de ingresar a Hacienda tu empresa.

Tipo impositivo del 25%: Es del tipo general, entró en vigor a partir del 1° de enero de 2016; aunque existen diferentes incentivos fiscales así como gastos deducibles que pueden ayudar a empresas pequeñas a reducir el tipo de gravamen.

Tipo impositivo del 20%: Este se puede aplicar a empresas que tengan como base imponible de 0 a 300.00 €, así como a cooperativas que estén fiscalmente protegidas.

Tipo impositivo del 15%: Se trata de un tipo reducido especial para emprendedores y empresas recién creadas. Entró en vigencia a partir del 1° de enero del 2013.

Tipo impositivo reducido del 10%: Se aplica tanto en asociaciones como en fundaciones declaradas de utilidad pública, así como las que están acogidas en el régimen fiscal que se estableció en la Ley 49/2002, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.

Tipo impositivo del 1%: Se aplica para fondos de inversión que sean de carácter financiero, de sociedades de inversión de capital variable, también es aplicable en sociedades de inversiones inmobiliarias que cuenten con un mínimo de 100 accionistas.

Calcular la base imponible

El calculo adecuado de la base imponible es fundamental para el correcto balance fiscal de la empresa.

Para el buen desarrollo y viabilidad en el momento de deducir los gastos, es muy importante que se hagan de una manera justa, cumpliendo tanto con los criterios como los requisitos que están regulados en la normativa, evitando siempre pecar ya sea por exceso o por defecto.

Cuando dejas de incluir los gastos que son efectivamente deducibles, perjudicas tu empresa, esto ocasionará que la base imponible resulte siendo mucho mayor.

Como consecuencia terminarás con un tipo impositivo bastante elevado. Esto hará que termines pagando muchos más impuestos de los que te corresponden.

Si ocurre lo contrario, es decir, deduces gastos que no cumplen los requisitos legales o que están expresamente calificados como no deducibles, correrás el riesgo de que tu empresa sea penalizada con multas por parte del fisco.

Este tipo de multas pueden ser muy elevadas o incluso traerte otras consecuencias.

En 2018 se dio a conocer un listado actualizado de los gastos deducibles en autónomos, esta beneficia de gran manera a los emprendedores que están iniciando un proyecto.

Listado de gastos deducibles para autónomos actualizado

Las personas que trabajan por cuenta propia tienen la posibilidad de deducir gastos médicos, vivienda, dietas, vehículos; por otra parte, deben cumplir con algunos términos y requisitos.

Gastos generales justificables

trabajar con discapacidad

Como ya mencionamos, existen gastos relacionados directamente con la actividad profesional que son deducibles, entre ellos el alquiler de un local u oficina.

Sin embargo, una nueva orden obliga a todos los autónomos a que se incorporen al sistema RED.

A continuación vamos a mostrarte otros gastos deducibles que puede incluir un trabajador autónomo y qué requisitos debe cumplir.

Dietas

En la nueva ley de autónomos se contempla que los trabajadores pueden descontar hasta 26,67 euros de gasto directo que se haga en manutención. Aún así,debe ser en los días laborables.

Como requisito indispensable para que estos gastos sean deducibles, deben ser en formatos electrónicos o también con vales de comida.

Asistencia médica

Tanto los seguros por enfermedades como la asistencia médica del trabajador son tomados como gastos deducibles en el IRPF. También se incluyen las primas en las que se cubren cónyuges e hijos que tengan menos de 25 años.

Se puede llegar hasta 1.500 euros si alguno de los miembros de la familia tiene algún tipo de discapacidad.

Vehículo particular

asesoría fiscal deducciones gastos impuesto de sociedades

También puede deducir el IVA de los gastos de su vehículo particular. El mantenimiento, gasolina, seguro, peajes, pueden reducirse hasta el 50%, también si el auto es utilizado solo para el trabajo se podría desgravar el 50% de lo que se gaste en gasolina.

Por otro lado, si el auto se utiliza para transporte de viajeros o mercancía, el trabajador puede deducir la totalidad el IVA.

Vivienda

Si el trabajador realiza su actividad profesional en casa, tiene la posibilidad de descontar parte de los gastos asociados a la misma, por ejemplo: agua, teléfono, hipoteca, electricidad e Internet.

Se puede declarar hasta un 30% de la vivienda como parte afecta al negocio. Solo puede desgravarse el 30% de los suministros. Se debe comunicar a la agencia tributaria la parte específica de la casa que afecta la actividad.

Viajes y desplazamiento

Se refiere a la estadía en hoteles, así como el transporte público. Pero solo podrán incluirse como gastos siempre que estén dentro de los límites reales de la actividad profesional.

Verae, la mejor asesoría fiscal en Oviedo

Recuerda que si necesitas asesoría, con Verae podrás contar con la ayuda de verdaderos profesionales. Tomando en cuenta que un abogado es más que un defensor ante Tribunales, también es un asesor y un instrumento que te ayudará a evitar cualquier inconveniente.

En definitiva, Verae pone a tu disposición el mejor despacho especializado para brindarte la asesoría fiscal y los abogados laboralistas que requieres. Seguramente somos lo que buscas, por ello, confiar solo en los profesionales capacitados nunca fue tan sencillo.

Haz contacto con nosotros para ayudarte a evitar cualquier conflicto legal con tu empresa, sin duda, es nuestra especialidad.

Más información

No Comments

Leave a Comment