--

9:00 - 20:00

Abierto de Lunes a Viernes

Contáctanos y Solicita Información

Facebook

Twitter

Search
 

15 razones por las que tu empresa necesita un abogado

Abogados en Segovia - Verae > Abogado laboralista  > 15 razones por las que tu empresa necesita un abogado

15 razones por las que tu empresa necesita un abogado

Abogados en Segovia - Verae - Confía en profesionales para hacer tu declaración de la renta

El entorno empresarial es altamente cambiante, su naturaleza es dinámica y multifactorial. Más allá de lo netamente productivo o comercial, el aspecto legal es determinante en el funcionamiento de toda empresa. Es en este momento cuando se hace necesaria la figura de recurrir a la asesoría de un abogado laboralista u otro especialista en derecho.

Para que una empresa sea exitosa debe saber dar respuesta a un sinfín de asuntos legales que se plantean, desde su propia conformación hasta cualquier otro movimiento, por insignificante que parezca.

¿Por qué tu empresa necesita un abogado laboralista?

asesoría empresas abogados y economistas verae 4Son muchas las razones por las que nuestra empresa puede necesitar un abogado. Por ejemplo, para la contratación de personal y todo lo que tenga que ver con los trabajadores, es importante contar con un abogado laboralista que nos asesore, a fin de no ser objeto de sanciones y saber responder a los problemas que nos plantean nuestros empleados.

También hace falta la mano experta de un abogado para estar atento de la legislación administrativa, el cambiante mundo de los impuestos y los incontables inconvenientes internos que surgen en toda empresa. De un buen apoyo legal puede depender el crecimiento del negocio.

No por nada las grandes empresas, corporaciones, instituciones públicas y privadas, organismos y demás entidades a nivel macro cuentan con un departamento legal. Entonces, si queremos aspirar a crecer, la figura del abogado empresarial es imprescindible.

Pensando en todo esto, hemos elaborado un listado con las 15 principales razones por las cuales tu empresa necesita un abogado:

 

1. Trato con el personal

Puede ser que un principio no contemplemos o no podamos contratar personal, pero si continuamos creciendo, llegará el momento en que será necesario contar con mano de obra calificada que lleve adelante la actividad de nuestra empresa.

Entonces nos hará falta contar preferiblemente con la asesoría de un abogado laboralista. Nuestra fuerza laboral no debe ser tomada a la ligera, pues contar con excelentes empleados que cumplan eficientemente, estén satisfechos y contentos con su trabajo será vital para cultivar una buena atmósfera.

2. Derechos y deberes del empleado

En esta relación empleado-abogado reside buena parte del éxito de toda empresa. Un buen abogado laboralista en nuestra empresa nos va a ayudar a ser conscientes de los derechos y deberes de los trabajadores, a conocer los diversos tipos de contratos.

También estaremos al día con las obligaciones que se desprenden de la legislación laboral; así como con las más recientes actualizaciones legales. Nos ayudará a definir los períodos de descanso y vacaciones, los pagos de prestaciones y otros asuntos importantes.

Asimismo, nos ayudará ante un eventual cese de contrato, ya sea por parte de la empresa o del empleado. En este asunto puede ser crucial la asesoría de un buen abogado laboralista para evitar posibles demandas y sanciones.

3. Contrato de trabajo

En definitiva, la elaboración de un excelente contrato laboral es determinante para establecer responsabilidades, deberes, derechos, prestaciones y el mejor clima posible en el trato con y entre el personal.

El asesoramiento legal es clave para solucionar los conflictos de la mejor manera posible y, mejor aún, para evitarlos. Si tenemos a un buen abogado de nuestro lado, esto estará garantizado.

4. Los estatutos

Tener la asesoría de un abogado desde la conformación misma de la empresa puede ser muy ventajoso a la hora de establecer los estatutos mediante los cuales nos regiremos.

Recordemos que los estatutos son la base de toda nuestra actividad comercial, laboral, financiera, administrativa y económica. Si hay algún vacío o fallo en este aspecto, podremos enfrentarnos a serios problemas o toparnos con una pared que nos impida avanzar.

Las acciones y su distribución, el capital, la estructura administrativa, el domicilio fiscal, la figura jurídica… estos y muchos más aspectos deben ser revisados de manera minuciosa por todos los involucrados, para luego ser avalados por tu abogado y corregidos cuantas veces sea necesario.

5. Conflictos entre socios

asesoría empresas abogado laboralistaLas estadísticas más recientes dan cuenta de que el 85% de las empresas españolas son de índole familiar, lo que se traduce en el 70% del PIB de la nación. Este dato no puede ser tomado a la ligera.

De esto se desprende una imagen más o menos clara del sector productivo del país, el origen de las empresas y las realidades que enfrentan a diario. El conflicto forma parte importante de este panorama.

La vida de muchos negocios está marcada por el conflicto. ¿Quién hace qué? ¿Por qué lo hizo? ¿Por qué no lo hizo? ¿Cómo lo hizo? Cualquier detalle puede ser un detonante de problemas.

Estos conflictos se elevan exponencialmente cuando los socios son un matrimonio, padres e hijos, hermanos, cuñados. Pero el éxito de la empresa va a depender de evitar su presencia o minimizar sus efectos.

Es aquí donde entra la figura del abogado empresarial para mediar en conflictos familiares que se hacen presentes en la vida empresarial; o para evitar que conflictos netamente empresariales empañen las relaciones familiares.

6. Mediación, prevención y arbitraje

La mediación, la prevención y el arbitraje son tres funciones de los abogados, que resultan de gran utilidad para evitar la presencia de conflictos. Esto tiene una gran relación con el punto anterior, puesto que muchos problemas pueden solucionarse si los estatutos están claros y bien definidos.

Ten en cuenta que un buen abogado va a optar por la resolución del conflicto de la mejor manera: sentando a las partes para lograr la conciliación; en tanto que un mal abogado querrá terminar el pleito en tribunales.

7. Relaciones con clientes y proveedores

Las relaciones con clientes y proveedores van a establecer buena parte de la dinámica comercial de nuestra empresa. En este aspecto, un buen abogado también tiene mucho que ver.

Él será el encargado de determinar cómo se establece la relación con los proveedores, las responsabilidades por incumplimiento de contrato, por demora de una entrega o impago e incluso los acuerdos de confidencialidad.

Todos estos elementos son esenciales en aras de maximizar los beneficios y para que la producción o venta no sea víctima de distorsiones o retrasos.

La asesoría jurídica también nos permitirá conocer los derechos de la empresa ante los proveedores; así como los deberes en relación con los clientes. El resultado será eficiencia, satisfacción por la buena atención y la optimización de nuestra imagen.

asesoría laboral

8. La relación con la administración

Especialmente si la empresa pertenece al sector de los servicios, resulta vital mantener una excelente relación con la administración.

Con esto también nos puede ayudar un abogado que conozca la legislación en torno a licitaciones y contrataciones públicas, al desarrollo de proyectos para la obtención de subvenciones que permitan el crecimiento del negocio o marca, y hasta para su internacionalización.

9. Hacer frente a la morosidad

Puede darse el caso de que ciertas obligaciones lleguen a término sin que nos sean pagadas. En estas ocasiones, la empresa debe contar con herramientas legales para hacer frente a la morosidad.

Los impagos continúan representando grandes pérdidas e impedimentos para el crecimiento de la productividad de la pequeña y mediana empresa en España, por lo que es necesario hacer frente a la situación.

Saber reclamar el pago ante entidades privadas o públicas; adaptarse a las más recientes reformas legislativas son dos aspectos de suma importancia en los cuales la presencia de un buen abogado puede marcar la diferencia.

Con su accionar eficiente, podremos actuar de la mejor manera cuando se presenta la morosidad, o mejor aún, antes de que se tenga que llegar a un impago.

10. Manejo efectivo de las nuevas tecnologías

Aunque algunos no lo crean, el entorno online supone un gran campo en el mundo legal. A medida que se desarrollan nuevas tecnologías, se crean más y más normas y ordenamientos jurídicos que regulan su funcionamiento.

Además, la web no funciona exclusivamente como medio de comunicación entre empresas, proveedores o con la administración –lo que de por sí es muy útil-, sino que se ha transformado en un canal de promoción, distribución, venta y servicio al cliente. Y esta es una tendencia que no va a desaparecer en muchos años.

El manejo de este universo digital no tiene por qué ser complicado, si conocemos la Ley de Protección de Datos, la legislación sobre comercio online y los últimos lineamientos de la UE acerca del uso de la web. Para ello, un buen abogado laboralista nos ayudará a aportar ese conocimiento.

11. Evitar infracciones por mal uso de información

Ten en cuenta que tener información del cliente, comercializarla o acceder a esta sin su autorización puede suponer graves delitos con repercusiones serias para la empresa.

asesoría empresas abogados y economistas verae despido disciplinario

Un hecho tan común como enviar un email a un cliente con nuevas ofertas puede costarnos una multa de entre 900 y 600 mil euros por parte de la Agencia Española de Protección de Datos, si no tenemos su consentimiento.

Por esto se debe ofrecer al cliente una información clara sobre el destino de los datos aportados después de obtener el consentimiento para utilizarlos y garantizar el derecho de oposición, rectificación, modificación o acceso pertinente.

La solución más sencilla es tener a alguien experto a quien podamos preguntar cualquier duda sobre el manejo de los datos personales de trabajadores y clientes.

De la misma forma, la asesoría de un abogado nos ayudará a velar por la seguridad de las transacciones vía online, así como estar al tanto de las consecuencias, cumplir la política de cookies o el empleo de la firma electrónica en la venta y contratación.

12. Funcionamiento de las franquicias

En España existen cerca de 1.200 redes de franquicias con 64 mil establecimientos. Además, hay muy buenas expectativas de crecimiento. Esto pone en evidencia que cada vez más los empresarios optan por explorar la franquicia como forma de negocio.

Sin embargo, muchos de ellos, sobre todo los que se están iniciando, no son conscientes de todo el marco legal que supone el establecimiento de franquicias. El asesoramiento legal es necesario, considerando todas las aristas que contempla esta fórmula de negocios:

  • Vinculación con la casa matriz
  • Derechos y deberes que emanan de dicha vinculación
  • Porcentaje de beneficios a obtener por la comercialización
  • Exclusividad de productos
  • Protección de datos de la empresa, del producto y sus fórmulas
  • Respeto de la imagen
  • Campañas publicitarias y contenidos

Cualquiera de estos puntos puede originar conflictos entre franquiciador y franquiciado. Un abogado laboralista nos puede guiar en cuanto a posibilidades para el pequeño empresario, que es la “parte débil” en esta relación”.

13. Protección del patrimonio personal

Todo empresario exitoso también es precavido, lo cual no quiere decir que tenga el fracaso en mente. Tomar acciones legales en la protección del patrimonio es importante si no desea verse perjudicado en lo personal por un posible fracaso del negocio.

La reforma a la Ley de Sociedades de Capital establece mayores exigencias en cuanto a la responsabilidad de los administradores societarios y el buen gobierno. Esto abre las posibilidades de que respondan con su patrimonio personal en caso de quebrantar el principio de lealtad en la administración de la empresa.

14. Mediación entre socios

Basados en esto, es fundamental que el dueño de la empresa conozca el modelo empresarial al cual se ha ceñido, además de la responsabilidad de cada uno de los socios.

El abogado laboralista de la empresa está al tanto de esto y debe transmitirlo, dado que no solo están en juego los bienes de la compañía, sino también el patrimonio propio, en caso de que exista una gestión desleal que genere daños a terceros.

15. La relación con terceros

El modo en que la empresa se relaciona con vecinos, propietarios del inmueble (si es arrendado) o con dueños de negocios cercanos tiene relevancia para el éxito del negocio y puede acarrear algunas consecuencias legales que vale la pena saber manejar con el acompañamiento de un abogado.

Mantener una relación positiva con todos y tomar las precauciones que sean necesarias nos ahorrará problemas en un futuro. Entre las normas que debemos conocer, destaca el Reglamento de Propiedad Horizontal; así como tener muy claras las condiciones del contrato de arrendamiento, de ser este el caso.

Si desafortunadamente ha estallado un conflicto, la asesoría jurídica velará por los derechos del empresario o ayudará a minimizar las consecuencias si se incumplieron obligaciones legales. Lo último por lo que queremos preocuparnos es un pleito entre vecinos.

Verae pone a tu disposición el abogado laboralista que necesitas

Siempre tengamos en cuenta que un abogado, más que un defensor ante Tribunales, debe ser un asesor y un instrumento de prevención para que no tengamos que llegar a algún juicio.

Justamente eso es lo que ofrece Verae, un despacho especializado en asesoría y abogados laboralistas que te ayudará a evitar cualquier problema legal con tu empresa.

 

Más información

No Comments

Leave a Comment