--

9:00 - 20:00

Abierto de Lunes a Viernes

Contáctanos y Solicita Información

Facebook

Twitter

Search
 

¿Es necesario informar a la empresa en caso de tener una discapacidad?

Abogados en Segovia - Verae > Abogados y economistas Verae  > ¿Es necesario informar a la empresa en caso de tener una discapacidad?

¿Es necesario informar a la empresa en caso de tener una discapacidad?

asesoria laboral discapacidad

Una de las interrogantes más frecuentes que llegan a las oficinas de los abogados laboralistas es si es necesario informar a la empresa en caso de tener una discapacidad. A partir de esta pregunta se desprenden muchas otras que si bien abarcan el derecho laboral, van mucho más allá.

Antes de entrar de lleno al tema, es importante que conozcamos cuál es la situación por la que atraviesan hoy día las personas con discapacidad a nivel laboral. De hecho, la mayoría de las legislaciones en las sociedades desarrolladas o en vías de desarrollo apuntan a una mejora sustancial de sus condiciones.

Tanto en el plano personal como profesional, ha habido avances significativos, por ejemplo, en la accesibilidad y desplazamiento por las instalaciones arquitectónicas y los espacios comunes de las ciudades; así como a la hora de tomar un viaje aéreo, pues ya no hay tantos inconvenientes. Las leyes y normativas se han modificado pensando en su bienestar.

 

Inclusión y avances

 

Otro punto a favor es el desarrollo tecnológico que ha permitido la creación de herramientas que los ayudan según su condición: sillas y mesas regulables, lectores de pantalla en Braille o ascensores inclusivos, entre otros.

También se ha dado un importante cambio en la mentalidad, auspiciado por directrices gubernamentales y de instituciones  como la ONU, al igual que múltiples Organizaciones no Gubernamentales que trabajan en pro de los derechos de las personas con discapacidad o movilidad reducida.

Todo ello ha configurado un nuevo escenario para este sector de la sociedad que favorece su inclusión y el desarrollo de su potencial, de modo que contribuyan con el progreso colectivo.

Ahora bien, en el aspecto laboral es importante el hecho de que en muchos países las empresas, dependiendo de su cantidad de trabajadores, tienen la obligación de contratar a cierto número de personas con discapacidad; mientras que en otras naciones son conscientes de los beneficios que implica su contratación.

 

Preguntas comunes a los abogados laboralistas sobre personas con discapacidad

 

Los abogados laboralistas son los especialistas encargados, entre otras cosas, de aclarar todas estas dudas y hacer valer los derechos y deberes tanto de los patronos como de las personas con discapacidad cuando existan dudas concernientes al trabajo. A continuación, abordaremos varias de estas interrogantes.

 

¿Cuáles son los derechos de los trabajadores con discapacidad?

 

trabajar con discapacidad

De entrada, los trabajadores con discapacidad gozan de los mismos derechos y deberes que el resto del personal. No obstante, es sabido que por ser más vulnerables a sufrir discriminación, requieren un mayor grado de protección por parte de la administración pública.

Justamente pensando en esto se crea la Ley General de los Derechos de las Personas con Discapacidad y su Inclusión Social, que en resumidas cuentas, significa que además de los derechos que tiene cualquier empleado, tienen derecho a orientación profesional y a la igualdad.

 

¿Debo informar a la empresa que tengo una discapacidad?

 

Plantearse esta pregunta implica varios asuntos de importancia. Primero, hay que aclarar que no todas las situaciones de discapacidad son fácilmente perceptibles, por lo que una persona con una leve dificultad cognitiva o visual, podría fácilmente ser contratada como personal regular si no lo notifica.

Claro está que hay varios motivos que podrían llevar a que alguien haga esto: miedo a sentirse discriminado o distinto a sus compañeros, temor a no ser contratado debido a su condición, desconocimiento de la legislación.

En este sentido, debemos aclarar que no existe una norma que obligue a los trabajadores a informar a la compañía sobre su estado de salud a la hora de buscar un empleo.

No es obligatorio, pero sí es conveniente. El artículo 15 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales señala que el empleador debe adaptar el puesto de trabajo a cada persona, según sus condiciones individuales y físicas.

Entonces, lo correcto sería que a la hora de buscar trabajo, el solicitante notifique su situación particular, de modo que la empresa adecúe con antelación el espacio en términos de accesibilidad para lograr el mejor rendimiento y productividad.

 

Más por conocer

 

También tenemos que saber que hay subvenciones para las compañías que ingresen a su nómina a personas con alguna discapacidad. Igualmente, en España tenemos la Ley General de los Derechos de las Personas con Discapacidad, que en su artículo 42 reserva un porcentaje de puestos de trabajo a este sector.

Dicha norma indica que las empresas, tanto públicas como privadas, que tengan a más de 50 empleados en su plantilla, deben reservar un 2% de los puestos para personas con alguna discapacidad.

Aunque sea una decisión personal hacer saber a la empresa sobre una discapacidad, es recomendable por muchos factores.

Por ejemplo, si no se le informa al empleador sobre la discapacidad, esto podría generar un perjuicio que ocasionaría como represalia la extinción de su contrato, debido a la trasgresión de la buena fe contractual.

También es posible que una compañía se abstuviese de contratar a un solicitante, a causa de su condición de persona con discapacidad.

 

¿La empresa debe adaptar el sitio de trabajo a mis condiciones?

 

verae abogados en segovia constitución de una sociedad limitada

Si nos basamos en el Estatuto de los Trabajadores, veremos que existe el derecho básico de la integridad física y de una adecuada política de higiene y seguridad en el trabajo.

Asimismo, en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales aparece reflejado como un principio de acción preventiva la adecuación del puesto de trabajo al contratado por parte de la empresa.

En otras palabras, el empleador tiene la obligación de adaptar el espacio de trabajo a las circunstancias personales de cada empleado.

De hecho, para colaborar con este proceso de adaptación del puesto de trabajo, se han dispuesto ayudas reguladas por el Real Decreto 1451/1983. A través de este instrumento, se ajusta el empleo selectivo y se establecen medidas de fomento del empleo para personas con discapacidad.

La ayuda económica es de 900 euros, los cuales pueden ser requeridos por el propio trabajador, en caso de que la empresa no lo haya hecho.

Por otra parte, son muchas las empresas que solicitan empleados con alguna discapacidad para tener mayor competitividad, al integrar mayor diversidad humana a su plantilla, o para poder beneficiarse de dichas ayudas.

Por ello, puedes contar con Verae para todas estas cuestiones que no sabes responder. Contacta con nosotros y te ayudaremos.

 

asesoría laboral

 

 

¿Es posible que me despidan si tengo una discapacidad?

 

Los trabajadores con discapacidad cuentan con los mismos derechos y responsabilidades que los demás empleados, por lo tanto, sí pueden ser despedidos objetivamente en caso de que no cumplan con sus funciones de manera adecuada; teniendo derecho a una indemnización de 20 días de salario por cada año trabajado.

Claro está que si el despido ocurre por causas de discriminación directa o indirecta, resultaría nulo y el afectado debe ser reincorporado en el lugar de trabajo, así como recibir los salarios que haya dejado de cobrar antes de ser readmitido.

 

¿La discapacidad hace posible jubilarse de forma anticipada?

 

La edad de jubilación queda establecida en los 65 años; no obstante, el Real Decreto 1539/2003 fija ciertos coeficientes reductores de la edad de jubilación para aquellos trabajadores que presenten grados importantes de incapacidad.

Es decir que a partir de dichos coeficientes, determinados por el grado de discapacidad, es posible reducir la edad de jubilación, siempre que dicho grado esté efectivamente acreditado.

Existen dos coeficientes: el de 0,25, cuando el trabajador presente un grado de discapacidad igual o superior al 65%; y el de 0,50, cuando además de esto, sea necesaria la participación de otra persona para la realización de las acciones de la vida cotidiana.

A partir de estos estudios, se reduce la edad de jubilación y posteriormente se determina el porcentaje aplicable para hacer el cálculo de la pensión de jubilación.

 

¿Es posible cobrar una pensión por incapacidad y trabajar al mismo tiempo?

 

Las pensiones vitalicias por incapacidad permanente no impiden ejercer actividades compatibles con el estado del pensionista, sean lucrativas o no; siempre que no representen un cambio en su capacidad de trabajo.

Eso es lo que señala la ley; el problema sería determinar cuáles son las actividades que representan un cambio en la capacidad de trabajo de la persona, y pueden significar una “mejoría” que afecte la prestación que percibe.

No existe una lista de actividades que sean compatibles con el estado de la persona con discapacidad. Lo recomendable es acudir a los abogados laboralistas que te guiarán en el proceso o comunicar a la Seguridad Social antes de comenzar con el trabajo, para verificar la compatibilidad entre el trabajo y el estado de salud del pensionista.

Si el trabajo resulta incompatible, puede haber varias consecuencias, como que se requiera al beneficiario para que opte por continuar recibiendo el beneficio o que renuncie al mismo; también podría ser sancionado con la pérdida de la prestación que percibe.

 

¿La empresa puede despedirme si estoy incapacitado temporalmente?

 

Contrata una asesoría de empresas - Verae - Asesoría de empresas en Oviedo

En la actualidad, no existe una ley que proteja expresamente a los trabajadores que están en situación de incapacidad temporal. De hecho, el Tribunal Supremo solo habla de improcedencia del despido de un trabajador, cuando no concurre causa, pero no señala la nulidad del proceso.

Esto quiere decir que el empleador puede dar por finalizado el contrato de forma unilateral, y solo abonarle al empleado una indemnización de 45 días de salario por año de servicio, tal como establece el Estatuto de los Trabajadores en su artículo 56.

 

Discapacidad e integración laboral

 

La lucha para la integración laboral de las personas con discapacidad no ha sido fácil ni corta, pero aunque hoy siguen existiendo muchas barreras, se han logrado importantes avances.

La principal barrera es el desconocimiento, en este caso por parte de las empresas, de las potencialidades y beneficios que implica la contratación de personas con discapacidad.

A nivel legal también hay dificultades, dado que la legislación actual limita la formación laboral de estas personas. Por ello existen organizaciones que promueven la inserción y capacitación dentro de las mismas empresas.

 

Inserción y capacitación

 

Una de estas organizaciones es Plena Inclusión Extremadura, que aborda la discapacidad intelectual y que ha logrado resultados fascinantes al crear conciencia con la premisa de que “los muros son psicológicos”

Con su iniciativa de Prácticas no Laborales han logrado la capacitación de un buen número de personas con discapacidad dentro de empresas privadas, con la asistencia de un preparador que se va retirando en la medida que se da la adaptación. El resultado: varias personas ya han logrado un contrato y el resto sale preparada para ejercer.

La Confederación Española de Personas con Discapacidad) pone énfasis en la necesidad de adaptar los puestos de trabajo, destacando como beneficio las subvenciones que existen para las empresas que lo hagan.

La labor de este tipo de instituciones ha brindado resultados notables, al punto de hacer que una de cada tres personas con discapacidad en Extremadura cuente con un empleo; es decir, 15.300 de 48.000 personas de entre 16 y 64 años de edad.

 

¿Tienes dudas? Recurre a los abogados laboralistas

 

Ya sea que presentes o no una discapacidad, siempre es positivo acudir a los servicios de los abogados laboralistas cuando surjan dudas en lo que respecta al trabajo. Esto aplica tanto para empleados como para el patrono.

Los abogados laboralistas velan por los derechos de los trabajadores, incluso de aquellos que desempeñan algún oficio por su cuenta; y también brindan asesoría a los empleadores.

Por esto último, es muy conveniente que toda empresa cuente con un abogado laboralista para el funcionamiento correcto y apegado a la ley; así como para estar atento a cualquier evento o modificación.

Todo lo referente a contrataciones colectivas, leyes, procedimientos, sanciones, despidos, jubilaciones, asesorías, reinserciones, inclusión de personas con discapacidad y más aspectos que muchas veces podemos pasar por alto conforman el trabajo del abogado laboralista.

 

Verae te ofrece los mejores abogados laboralistas

 

Sea cual sea tu condición, si tienes un problema en tu trabajo, no dudes en recurrir a los abogados laboralistas de Verae, quienes te ofrecerán la mejor asesoría y diagnóstico de tu caso para dar paso a las soluciones más eficientes.

En Verae somos especialistas en derecho laboral, con amplia experiencia y siempre actualizados con las últimas modificaciones de ley para que tu caso sea resuelto de la mejor manera. Así que ya seas empleado o empleador, tengas o no una situación de discapacidad, en Verae tenemos la solución perfecta para ti.

 

Más información

No Comments

Leave a Comment